Las impresoras son un equipo de trabajo necesario para las labores de oficinas y estudiantiles. En el mercado existen distintos modelos cuyas ofertas pueden variar. Por ejemplo, es común encontrar impresoras costosas con un sistema de tinta económico o, por el contrario, impresoras económicas con sistemas de tinta costosa. A continuación, descubre las impresoras que usan menos tinta y algunos consejos para reducir el consumo.

Impresoras Láser

Las impresoras láser son los modelos más recientes que han salido al mercado. Se caracterizan por trabajar con un terminal fotosensible que activa un dispositivo láser que indica la dirección e intensidad de la impresión. Aunque son costosas, trabajan con un elemento llamado tóner que, a diferencia de los cartuchos de tinta, son más económicos. Este dispositivo garantiza una mayor durabilidad e impresiones de gran calidad, por lo que es una inversión garantizada.

Impresora de inyección de tinta

Son las impresoras más económicas del mercado. Estas se caracterizan por disparar pequeñas gotas de tinta sobre el papel, creando una imagen. Los puntos y colores de este tipo de impresora son precisos, por lo que dan una excelente imagen. No obstante, cuentan con cartuchos que suelen ser costosos con una durabilidad muy reducida. Sin dudas, no poseen una excelente relación precio calidad.

Consejos para conseguir un mejor ahorro de tinta en las impresoras

Las impresoras son elementos indispensables que pueden tener usos variados. En algunos casos el consumo es reducido y no presenta grandes inconvenientes. Sin embargo, es posible que haya gran consumo y sea necesario la recarga de tinta constantemente. Algunos consejos para un uso económico de la impresora son:

Configurarla correctamente

La mayoría de las impresoras son equipos que se pueden configurar manualmente. Esta opción permite cambiar los colores, contraste y calidad de la impresión según la necesidad que tengas. Para acceder a este menú desde Windows solo pulsa Inicio, Impresora y clic derecho. Inmediatamente podrás entrar a la configuración y elegir las opciones económicas del dispositivo.

Prueba las recargas de los cartuchos

Para ahorrar dinero en la compra de cartuchos nuevos, puedes probar la recarga de tinta. Este método se puede realizar en el hogar o en cualquier establecimiento que se dedique a ello. Existen dispositivos que se comercializan e indican como hacer la recarga de forma rápida y sencilla.

Adquirir la impresora según las necesidades

Si eres de los que debes imprimir material frecuentemente, es recomendable adquirir un equipo con tinta duradera como las impresoras láser. Es una inversión a largo plazo que ayudará a ahorrar dinero en cartuchos y recargas. En casos de impresiones ocasionales y esporádicas, es posible que con una impresora de inyección de tinta sea suficiente. Elige un modelo económico, pero que sea confiable.

En conclusión, las impresoras más económicas en tinta son aquellas que se ajustan a las necesidades de impresiones. Para aquellos usuarios que solo imprimen de forma ocasional, modelos como las de inyección de tinta puede ser la alternativa viable. En casos de imprimir frecuentemente por negocio o estudio, la impresora láser es la inversión a largo plazo más recomendada.

Categorías: Impresoras

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *