Son varios los elementos que pueden afectar y por lo que tu impresora cuando le introduces un nuevo cartucho no lo reconoce y te da error. Aquí te ilustraremos con los distintos problemas que pueden haber pasado si te ocurre esto, seguro que la solución a tu problema se encontrará dentro de estos. 

Posibles problemas que nuestro cartucho HP pudo sufrir

El problema lo pueden tener tres elementos. Por un lado, podemos tener el chip dañado o sucio o directamente incompatible, por otro lado, el problema lo puede tener el propio cartucho y, por último, aunque menos común, puede ser culpa de la impresora.  

Chip dañado

Si el problema de que tu impresora no reconozca el cartucho puede ser porque el chip se encuentre dañado, si cuando pusiste el cartucho, lo encajaste bien y no lo detecta posiblemente lo que este dañado es el chip de conexión. Te recomendamos que saques el cartucho para que examines el chip, si lo encuentras soltado o mal colocado, puedes llamar a servicio técnico para que te lo remplacen por un nuevo cartucho o si tienes necesidad de imprimir en el momento, puedes intentar colocarlo tú mismo, muchas veces da resultado. Si no se ha soltado y lo que le pasa es que está arañado o roto, no tienes otra opción que la de cambiarlo. 

Chip sucio

En cambio, el chip puede que lo que le pase es que este sucio, debido a que haya habido algún tipo de escape de tinta, si ocurre esto tiene fácil solución, bastará con limpiar el chip con algún trapo de manera delicada, evitando que el alcohol con que lo limpies penetre al cartucho. 

Cartucho antiguo

Como ocurre con los teléfonos móviles, que si vamos actualizando el software nuestro teléfono antiguo cada vez le cuesta más procesar la información, haciendo cada vez el teléfono móvil más inservibles, las impresoras si vas actualizando el firmware deja de detectar como compatibles los cartuchos antiguos, para evitar que esto ocurra si sabes que tienes varios cartuchos de una compra anterior, no actualices el firmware. 

Mala colocación del cartucho

Por otro lado, como hemos mencionado anteriormente el problema lo puede tener el cartucho. Los problemas con el cartucho pueden ser de mala colocación, que se encuentre en mal estado o directamente que te haya salido de mala calidad el cartucho. 

Si el problema es la mala colocación del cartucho esta tiene fácil solución, debes oír siempre el clásico clic, si se te resiste no tengas problemas en tratarlo con brusquedad, empújalo hacia dentro si es necesario, pero tiene que estar bien encajado, sino te saldrá el mensaje de “no se reconoce el cartucho”. Aunque parece muy lógico también debes quitar el plástico con el que viene envuelto el cartucho y que indica en las instrucciones, si no lo haces el chip no se detectará.

Cartucho en mal estado

Si el problema es que el cartucho se encuentra en mal estado, por diversos motivos, como haber estado guardado mucho tiempo o haber estado mucho tiempo en algún lugar con fuertes temperaturas, no puedes hacer mucho, más que reclamar o comprar otro cartucho. Lo mismo pasa si este ha salido de mala calidad. 

En cuanto a los problemas con la impresora, puede deberse a problemas con el firmware o el software, pero suelen ser poco común, ya que suelen tener revisiones constantes. 

¡Ey! ¿por que no te pasas a ver nuestros modelos HP 301, HP 302 y HP 304?

 

Categorías: Impresoras

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *